Cómo trabajamos

“El síntoma encierra el sentido profundo del padecimiento, el cual nos da sentido como personas” S.Freud

El psicoanálisis acoge cada sufrimiento, malestar, o síntoma, que es singular en cada persona y que se presenta como enigmático.  Es un espacio que permite  hablar de nuestras dificultades, miedos, dudas, padecimientos e inhibiciones, lo que facilita al sujeto situarse en una posición tal que pueda salir del sufrimiento y encontrar caminos nuevos.

Estamos en una época donde lo inmediato, el éxito y la felicidad son preconizados como ideales de vida, el intento de cumplir este ideal, por otro lado imposible de cumplir, genera malestar y sufrimiento y el incremento de dificultades tales como adicciones, trastornos alimentarios (bulimia, anorexia, obesidad), ataques de pánico, impulsiones, depresiones y angustia.

Entendemos que más allá de las recomendaciones sobre cómo actuar, consejos, etc.,  hay un saber propio sobre este malestar, no es algo ajeno que otro nos puede quitar como quien extirpa un lunar, es algo que nos concierne.  Se trata de ganar en libertad interior y vivir mejor, de no quedarse atrapado entre otras cosas en los ideales de cómo hay que actuar, qué van a pensar mis amigos, mis padres, mi pareja, mi jefe de mi.